“Diez años y un día” en Estaciones Sonoras Verano 2016.

“Nos vais a permitir unas líneas de agradecimiento desde Radio Cierzo a todas las personas que, durante meses, hemos trabajado en la selección y negociación de artistas, en producción, en nuevas actividades y en nuevas ideas. Todo esto tenía el objetivo de vivir un día muy especial, que todo saliera muy bien, y que vosotros/as, nuestros seguidores/as, pasarais un día de ensueño. Más de 1.500 personas han disfrutado de todas las actividades de Estaciones Sonoras Verano 2016. Muchas sabían a qué venían, pero otras no. Os fiáis a ciegas de nuestro criterio musical, gastronómico… no podemos estar más honrados. Nos dais fuerzas para continuar tras esta octava edición tan difícil, tan arriesgada, que ha supuesto una fuerte inversión tanto económica como personal. El éxito hace que el camino cada vez sea mas difícil, pero la implicación y la participación de la gente también cada día es mayor. Esto es lo que nos da fuerza para seguir. Vuestra felicidad es nuestra recompensa y sois vosotros/as, nuestros seguidores/as de todas partes del país, quienes nos dais energía para seguir. Queremos agradecer también a todas las instituciones y pequeñas empresas que colaboran haciendo realidad este proyecto. Somos muy felices”. Anselmo Pinilla, en nombre todo el equipo de Estaciones Sonoras.

“Gracias a todos. Gracias a todas. Cascante se lo merece. Cascante tiene muchas cosas que decir, aunque algunos se resistan a verlo. Gracias”. Radio Cierzo.

estaciones-sonoras-colaboran

Diez años y un día en Estaciones Sonoras Verano

La vuelta al cole nunca fue tan divertida. Para muchos de nosotros empezó (y por desgracia acabó también) el Sábado 3 de Septiembre. La octava edición de Estaciones Sonoras, la más grande en números, ha sido también la que más vacío ha dejado. Al menos a mí. Aún tengo puesta la pulsera dorada que me introdujo a aquel recinto mágico que hoy vuelve a ser el antiguo colegio de Cascante. Una pulsera dorada que me presentó a unos teloneros excepcionales, ganadores del I Concurso de Maquetas de Radio Cierzo, los refrescantes Veintiuno. A unos entrañables y afilados Niños Mutantes. A unos apoteósicos Dorian. Y que me permitió codearme de forma tan diferente con mis vecinos y con gente forastera (codearme literalmente), sintiendo su contacto y su emoción que era la mía.

El día comenzaba con un café cargado entre tizas mojadas que poblaban la mesa de mi salón. Junto con mis gregarios de lujo, los jovencísimos Miguel Carrera, Ane Sánchez, Andrea Ustarroz, Irati Sánchez y Aitor Alonso, me encargué de llevar a cabo el taller “Cascante y la música: pintando con tiza”. Cuando llegué a la plaza de los Fueros, sobre las 11:00 horas, aquello ya era un hervidero de actividad, de gentes de Radio Cierzo subiendo y bajando como “maquinitas”, que diría Manu Chao. La promesa de un día espectacular se cernía bajo el calor sofocante que nos estaciones-sonoras-tizasacompañó hasta la
madrugada.

Y arrancamos. Mientras 70 niños y niñas iban interpretando con tiza su visión de “Cascante y la música” (y se llevaban sonrientes su bolsa de chuches obsequio de la tienda local Caramelo), se disponían las mesas con el aceite que formaría parte de la cata y al que ya miraban los primeros curiosos agazapados a la sombra. La “Sidroneta” de Begiris maniobraba para ocupar el espacio gastronómico de esta edición. Miguel, su “conductor” en todos los sentidos, sonreía mientras nos enseñaba la kilométrica salchicha que formaba parte de su menú. Regado con sidra y “disparada desde lejos, como tiene que ser”, nos advertía.

estaciones-sonoras-dorian-ninos-mutantes-veintiuno-radio-cierzo-cascante-navarra-138

Mientras tanto, Asier y Alejandro, nuestros chicos de La Cruzeta de Radio Cierzo, se estacioes-sonoras-torneo-2hallaban ya en el Parque San Juan llevando a cabo el sorteo del II Torneo Interpeñas de La Cruzeta de Radio Cierzo. El azar quiso que el primer encuentro enfrentase a las Peñas Barcelonista y Osasunista Kike Sola, quiénes oficialmente abrieron esta edición estival de Estaciones Sonoras, una edición que se cerraría 20 horas más tarde con Nosomos dj’s. Este primer encuentro resultó ser muy reñido, con una primera parte en que los rojjillos dominaron la posesión y el marcador, pero en la que los blaugranas no mostraron ni un solo síntoma de flaqueza. Tal fue su empeño que recién iniciada la segunda parte acortaron distancias, merced a un gol que no lo pareció, pues el balón traspasó la red y la ilusión óptica despistó a muchos de los allí presentes. El caso es que el tanto espoleó a los barcelonistas que tuvieron ocasión para igualar el encuentro y llevarlo a los penlaties, cosa que finalmente no ocurrió pues los Pamplonicas mataron el encuentro con un polémico gol (muchos de los allí presentes reclamaron un fuera de banda previo) al contragolpe. El 4-1 final que terminó campeando en el marcador no fue reflejo de la igualdad vivida en este primer choque.

La segunda semifinal enfrentaba a la Peña del Athletic Club de Bilbao y al vigente campeón, la Peña Madridista Ciudad de Cascante. Los rojiblancos se adelantaban merced a un gol de Nacho Arnedo al filo del descanso, tras salida en semifallo del portero merengue. Finalmente, los madridistas conseguirían empatar gracias a un postrero gol de Carlos Sola, que mandaba el encuentro a la lotería de los penalties, donde el guardameta rojiblanco comenzó a erigirse protagonista, al detener el segundo lanzamiento a Diego Arilla. Victoria del Athletic, que se enfrentaría a Osasuna en un caliente derbi en la final.

La lucha por el tercer y cuarto puesto nos deparó el encuentro más loco y disparatado de laestacioes-sonoras-torneo-1 jornada, donde el agotamiento de los contendientes superó a la táctica, lo cual traducido al argot futbolístico significó un correcalles en toda regla. Triunfo de 5-4 favorable a los blaugrana, quiénes remontaron el encuentro en los agónicos minutos finales. Pasadas ya las 12:00 del mediodía comenzaba la gran final, que iba a dirimir el campeón del II Torneo Interpeñas de La Cruzeta de Radio Cierzo. Al igual que ocurrió en la primera semifinal, Osasuna dominó la posesión y creó las mejores ocasiones, desbaratadas una y otra vez por el guardameta del Athletic, quien se convirtió en un auténtico muro infranqueable para los delanteros rojillos.  Pese a ello, Osasuna se colocó con una cómoda renta de 2-0 recién iniciada la segunda parte, una renta que a la postre resultaría suficiente, pese a que los bilbaínos acortaron distancias en los minutos finales. El 2-1 final coronó campeón del Torneo a la Peña Osasunista Kike Sola, que comenzaba el día con buen pie.

Empezó la cata dirigida por Ana Irurita con un numeroso público que ocupaba la plaza entera. Las vallas del encierro se llenaban de dibujos. Los paladares probaban aceite de Hacienda Queiles y La Casa del Aceite con la ayuda del pan local de La Celia, alternándolos con manzana, aprendiendo y disfrutando. Tras el escenario, se intuía a los finalistas del I Concurso de Maquetas de Radio Cierzo preparándose para lo que, muchos pensamos, fue de lo mejorcito de esta edición: la música en directo en la plaza.

Los primeros en hacernos disfrutar fueron los Paff Boom’s, una banda de Azuqueca de Henares (Guadalajara) y Madrid formada por cuatro mozos que derrocharon simpatía y buen hacer a partes iguales. Y no debe de ser fácil bajo el calor que caía implacable. Bien nos recordaba esta banda en su Facebook días antes que “no todo en Navarra iba a ser San Fermín” y a fe que consiguieron que acudir a la plaza esa mañana fuera el mejor plan en nuestra Comunidad Foral. Con su flow sesentero nos hicieron mover las cabecicas y se nos metieron en el bolsillo de sus camisas mod. Ojo que tienen dos EPs en vinilo que hay que comprar: “Derby” y “Estación Picnic”. ¡Elegantes Paff Boom’s!

Sin tiempo ni para escaparnos al baño, los valencianos FaNáticos ocuparon (y de qué manera) el escenario de nuestra plaza. Con dos álbumes a la espalda y un sonido indie rock que se reveló excelente en su directo tuvimos la suerte de disfrutar de la presentación de su álbum “Invisibles”, que podremos tener en las manos en noviembre. ¡La plaza botó con ellos!

estaciones-sonoras-dorian-ninos-mutantes-veintiuno-radio-cierzo-cascante-navarra-130Completaban la estampa de mañana de Sábado ideal el puesto de repostería artesana de “Monasterio de Cascante” (que, recordemos, destinó los beneficios de sus ventas al festival) y los bares locales animadísimos hasta bien entrado el mediodía.

Los fotógrafos oficiales del evento volaban de un sitio a otro como colibrís de la imagen. Gracias a su labor tenemos imágenes increíbles para el recuerdo que pueblan las redes sociales. Telecascante también cambiaba mil veces la posición de su cámara. Y yo iba a rebufo de todos, disfrutando como disfrutan los niños, de forma caótica y entregada.

Menos mal que Radio Cierzo había pensado en su planificación que necesitábamos dormir una siesta… porque lo que nos esperaba por la noche no era apto para cuerpos tristes. Yo no tenía ni idea de lo tocada que me iba a quedar al final del día… o al principio del día siguiente, según cómo se mire. Puro hechizo.

A eso de las 19:30 horas se colaban en mi casa los Dorian que probaban sonido en el colegio. No era un disco ni la radio ni Spotify. Eran Dorian de verdad, con su un, dos, tres, hey, jugando con canciones incompletas. A mí ya me podían los nervios en la tripa y tuveestaciones-sonoras-pulserasque acercarme al recinto, aunque había quedado una hora después. Y fue entonces cuando me la pusieron: la pulsera dorada. ¡Qué joya! Me encantó. (Hoy es Martes y aún la llevo puesta, arrugada pero dorada aún, no soy capaz de quitármela).

Dorian daban paso a Niños Mutantes. En pantalones cortos y relajados, los granadinos probaban sonido mientras los miembros de la organización de Radio Cierzo, sin parar como de costumbre, sonreían orgullosos en sus quehaceres. Barras, telas, carteles, señales, pulseras, cierres, salidas de emergencia, guardas de seguridad que aún no llegan (“nos puede dar un infarto” me decía Marta de Interactúa, fumando por no morir). Pero orden, todo en orden. Y mi hija Elisa, año y medio pasado, como una loca bailando y dando palmas a ritmo de “Náufragos”. Me siento honrada de que tenga oportunidades de ver música en directo, aunque sea desde lejos por el volumen, aunque sea solo en una prueba de sonido. Desde que nació, siempre pido a los artistas que le firmen los discos a ella. Gracias a Radio Cierzo tiene ya una pequeña colección de joyas dedicadas.

Llegan por fin los guardas de seguridad escoltados por nuestro municipal y la camioneta de Begiris empieza a despachar las primeras hamburguesas (“nunca has probado una como esta”, le decía Jesús a su hijo Javier). Veintiúno, ganadores del I Concurso de Maquetas de Radio Cierzo, también hacen su prueba, para la que han esperado pacientemente. Hay un buen retraso, la gente empieza a aparecer en torno al recinto. Pero el ambiente es de calma, de alegría, de buen rollo. Hay que agradecer al público su comprensión y su paciencia.

Pero todo llega. Y a eso de las diez y media comenzaba a sonar, escoltada por las espectaculares lonas de Estaciones Sonoras, la banda madrileñotoledana Veintiúno. Elegantes y dinámicos, llenaban el escenario mientras el público hacía lo propio en “la arena”. Con un EP titulado “Sublime” y un largo, “Nada parecido”, financiado ¡en 24 horas con crowdfunding!, nos dejan con la boca abierta. Entonces comprendí lo difícil que tuvo que ser elegir ganador y finalistas en el I Concurso de Maquetas de Radio Cierzo. Qué buena música hacen los Veintiuno y cómo se lo reconoce el público, aunque fuéramos un poco lentos en el “juego musical” que nos propusieron (nos pudo la timidez). No nos lo tengáis en cuenta, Veintiuno. Como os dijeron Dorian en los camerinos, y compartisteis con nosotros en Facebook, “Sed valientes”. Todo lo demás, ya lo tenéis.

estaciones-sonoras-dorian-ninos-mutantes-veintiuno-radio-cierzo-cascante-navarra-10Las barras ardían como la noche y los vasos volaban por encima de las 850 cabezas (850 personas, sí) aguantando la espera con la ayuda del cirbonero DJ Cut que amenizó los descansos con na selección muy exquisita. Y entre humos y sudores aparecieron, así, como quien no quiere la cosa, Niños Mutantes. En mi pueblo. Niños Mutantes. Lo escribo y aún me cuesta creerlo.

Poco puedo decir de los de Granada que no se haya escrito ya en 20 años. Su solvencia en los escenarios está avalada por llenos absolutos –unos cuantos en esta última gira “El Futuro”- y por nueve discos que han cosido la historia del indie de nuestro país. Todavía me acuerdo de ver el video de “Errante” en Sol Música hace unos añitos y quedarme con la canción durante días, como bien me recordaba mi marido después del concierto. Y es que tienen canciones que se te anclan dentro: Todo va a cambiar, La voz, No puedo más contigo, Huesos, Náufragos, Caerán los bancos, Hundir la flota… Y vaya, no tocaron todas las que esperábamos, mecagonmimanto, que diría un asturiano, pero cómo hacer eso con tamaña discografía.

No son una banda de grandes pelotazos, pero tienen una carrera sostenida envidiable. Prueba de que dejan huella es el disco “Mutanciones”, en el que 22 bandas y solistas –entre ellas los mismos Dorian- han versionado sus canciones a libre elección. Ellos no supieron nada del proyecto hasta que ya estaba bien cocido y les llegó hasta lo más hondo.

Este noviembre, dos fechas, una en Madrid y otra en Barcelona cerrarán su gira “El futuro”, por lo que su concierto en Cascante era el último “en provincias”. Pero, como nos adelantaban en una entrevista a Radio Cierzo y Telecascante Juan Alberto (cantante y guitarra) y Miguel (bajo), un nuevo disco con el que están “emocionados” se convierte ahora en el futuro de los mutantes. Una canción nos regalaron a los cascantinos, “Salmo”, que nos emocionó también. Además de la versión que hicieron de “La Estrella” de Enrique Morente, que personalmente me erizó la piel. ¡Cómo tocan los granadinos rockeros el flamenco! ¿Qué desayunan en Granada para ser esa cuna de superbandas?

Un concierto redondo en el que tuvieron tiempo para acordarse de sus compañeros Supersubmarina[1], a quienes Cascante arropó con un aplauso, y para dejarnos una boba sonrisa en la cara.

No recuerdo cuánto tiempo pasó porque yo andaba charlando con el público –otra de las cosas maravillosas de Estaciones Sonoras es que estás rodeado de tus vecinos, de todas las edades, mezclados convenientemente con gente nueva a la que conocer- pero para mí que el descanso duró lo que tardaron en colgar la lona de los siguientes invitados. En la primera fila, a mi lado, dos niños –literal, no superaban ninguno los 12 años- intentaban contactar con alguien de la organización sin mucho éxito. Me acordé, oh fortuna, de que yo llevaba una acreditación al cuello también.

-“¿Os podría ayudar?”.

-“Queríamos saber si alguien podría darles a los chicos la lista de canciones del concierto”, me contestó su madre.

Allí la veíamos, tras los monitores, pegada en el suelo. Pero en el escenario el movimiento para cambiarlo todo hacía imposible que alguien nos prestara atención. Menos mal que, con la acreditación, llave maestra, pude llegar tras el escenario y pedírsela a Andoni. Cuando llegué con ella, un trozo de papel pegado con cinta americana negra, Julen y Mikel no podían creérselo. Les hice una foto en la que se muestra su alucine. En redes sociales la encontraréis. ¡Público exquisito!


estaciones-sonoras-dorian-ninos-mutantes-veintiuno-radio-cierzo-cascante-navarra-86Dorian
salieron al escenario mordiendo, como acostumbran. El patio de colegio se había reorganizado, siendo tomadas las primeras filas por gente más joven. Se sabían cada una de las palabras de “Los amigos que perdí”, trallazo con el que arrancaron.

La banda barcelonesa, que se caracteriza por haber corrido más que las etiquetas que han querido colgarles, cumplen 5 álbumes y 10 años en lo más alto de su ola, seguros, reinterpretando sus propias canciones y regalándose en directo por todas partes. Son una banda que parecen dos, vamos. “Diez años y un día”, lejos de ser una condena, es un alarde de coros, arreglos instrumentales y toques folkies que les alejan del nombre “pop electrónico” para abrirles nuevas puertas. En América Latina, sobre todo en México, se los comen. Y aquí estaban, en nuestra casa.

dorian-set-list-estaciones-sonoras-cascane-navarra
El público de Cascante entregado subía las manos al cielo a ritmo de “Tristeza”, “Verte amanecer” (Tú que nunca quisiste crecer, escuchas discos raros al amanecer”… soy yo hace 10 años), “El temblor” o “Arrecife”, que me resulta muy emocionante. Me encanta ver a chavales que conozco y que aún no son mayores de edad cantar a voz en grito en las primeras filas grabándose con sus móviles.

Todos hipnotizados con el personal sonido de Dorian, con los brazos por encima de nuestras cabezas, no sabíamos aún la traca final que nos esperaba cuando en el superhit estaciones-sonoras-dorian-ninos-mutantes-veintiuno-radio-cierzo-cascante-navarra-96“Tormenta de arena”, de repente, y con un fogonazo que dibujó la silueta de Marc (cantante) en el escenario, una explosión de confeti blanco lo llenó todo. TODO. Mentiría en esta crónica si no dijera que se me cayó una lágrima. Venga, varias lágrimas. Y, a mi alrededor, un público entregadísimo botó por encima de sus posibilidades mientras el confeti nos regaba como a flores locas. Un momento que no podré olvidar. Porque sucedió en Cascante, el pueblo que me adoptó hace más de 10 años, porque pasaba al lado de mi casa, porque esto lo organiza de forma totalmente voluntaria muy buena gente que conozco y porque yo estaba formando parte intrínseca de esa magia.

estaciones-sonoras-dorian-ninos-mutantes-veintiuno-radio-cierzo-cascante-navarra-3El resto de la noche, que aún hubo, la pasé bailando al son de Nosomosdj’s, nadando en una burbuja de risa, vasos, instantáneas para el recuerdo y dolor de pies, que de todo hubo. Dorian salieron a firmar discos a la mesa del merchandising, divos pero majísimos, y me quedé mirando cómo la gente se emocionaba haciéndose fotos con ellos. Eso es muy grande, es un placer poder verlo.

Cuando nos volvíamos a casa, un amigo –del que no puedo decir el nombre para no echar por tierra su reputación-, me repetía una y otra vez: “De aquí no nos vamos, a ver, con lo a gusto que estamos. En el cartel ponía que tocaban Veintiúno. Y solo han tocado 5. ¡Nos quedan 16, jamía!”.

Este vídeo resume lo vivido:

video-estaciones-sonoras

En mi bolso, el disco de los Niños Mutantes firmado “Para Elisa” y en mi corazón un latido que repetía (y aún repite): Yo estuve allí. Estaciones Sonoras Verano en Cascante.

Gracias, Radio Cierzo. Os sigo a donde haya que ir.

Carolina Ruiz Marcos (Interactúa Artes Aplicadas, Spiral Teatro) y Alejandro Ayuso (Radio Cierzo).

Fotos de: Pablo Gómara Donlo, Cristina Mesquita y RØ Photo. Muchas gracias.

[1] Los miembros del grupo jienense Supersubmarina se recuperan, con diferentes diagnósticos, de un grave accidente de tráfico ocurrido el pasado 14 de Agosto, en el que también resultaron heridas otras dos personas.

MÁs fotografías:

Pablo Gomara Donlo: Estaciones Sonoras – Verano 2016 – 3 Septiembre

Cristina Mesquita: Estaciones Sonoras Verano 2016 (3 Septiembre)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en ¿Qué pasa en Cascante?, Cultura, En Cascante, Estaciones Sonoras, Música y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s