Tarde de disfraces.

Aluvión: Rubén; Jorge, Carlos Sola, Juan Jiménez, Jaime; Valer, Maño (Igea, m. 95), Israel; Laborda (Javier Sanz, m. 90), Doiz (Berges, m. 55), y Medrano (Ayesa, m. 85).
Lerinés: Bruno; Toti, Rosen (Asier, m. 80), Jorge, Cruz, Mikel (Hierro, m. 89), Santamaría (Víctor, m. 89), Charli, David, Javi y Pedro (Zudaire, m. 60).

Árbitro: David Lozano, auxiliado por Cornago y Baños. Mostró tarjetas amarillas a Maño, Laborda, Medrano y Berges del Aluvión y a Cruz y Pedro del Lerinés.

Goles: 1 – 0 (m. 43): Valer de penalti. 1 – 1 (m. 48): David. 2 – 1 (M. 53): Doiz. 3 – 1 (m. 82): Laborda. 4 – 1 (m. 87): Laborda.

Carnavalesca tarde la del pasado Domingo en el Malón de Echaide, en el que el Aluvión estrenaba un traje que para nada le sentaba bien: el de colista.  Realmente ver disfrazado de farolillo rojo a un equipo confeccionado para soñar fue sorpresivo, pero no fue la única sorpresa de la tarde. El vestido más original se lo llevó la alineación propuesta por Israel Vicente, que debutaba ante su público tras encajar 8 goles en dos encuentros lejos de su feudo, y que dejó a Aitor Berges en el banquillo. Mención especial del jurado para esa imberbe defensa en la que entre los 4 no sumaban siquiera 100 años. Una defensa que pese a ello, y a la consiguiente falta de centímetros, supo desenvolverse bien, permitiendo a Rubén Navarro y su maltrecho hombro vivir una tarde plácida. Un guardameta, que por cierto, volvió a vestirse de talismán; la mejor racha de resultados llegó con él bajo los palos, y desde su lesión, el equipo no había vuelto a ganar.

Más disfraces: por ejemplo, “la mujer barbuda” se dejó ver cuando un fallo en cadena en el área local protagonizado por Maño, casualmente el mas veterano de cuántos defendían la jugada, propicio el empate de David Echavarri, tras el gol de Penalty de Juan Carlos Valer. Óscar Doiz volvió a vestirse de goleador, esta vez en uno de sus partidos más mediocres, tras un bello remate a la salida de un córner brillantemente ejecutado por Valer.

Ya con el 2-1 y el encuentro encarrilado, Aitor Berges saltó al campo para guiar al conjunto gualdinegro hacia sus mejores minutos -casi de la temporada- y propició la aparición de Tomás Laborda, nuestro “Braveheart” particular, para anotar dos goles, el primero de bellísima factura tras driblar a varios contrarios dentro del área, y que celebró con rabia.

Victoria importante para el Aluvión, que con un equipo de futuro y tras la revolución iniciada por su nuevo míster, coge aire y escapa de la última plaza. Veremos si por fin sirve para ir hacia arriba.

pub

Anuncios
Esta entrada fue publicada en ¿Qué pasa en Cascante?, En Cascante, La Cruzeta de Radio Cierzo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s