Indomables.

Que no se puede o no se deja domar. Así define la RAE la actitud de Javi (bajo, voz y guitarra acústica), Iván y Jon (guitarras) y Mikel (el famoso Mike, el de las gafas, a la batería) anoche en la Plaza Nueva de Tudela, ante un público formado sobre todo por treintañeros con hijos, y jóvenes adolescentes iniciándose en esto del Rock. Las Gafas de Mike también se iniciaron en su día sobre un escenario, y muchos hemos ido madurando musicalmente a la par que lo hacían ellos.

Madurar: adquirir pleno desarrollo físico e intelectual: ¿Ha madurado el sonido de Las Gafas de Mike? Lo ha hecho, sin duda. La incorporación definitiva de Jon como segunda guitarra en parte lo ha posibilitado: tanto él como Iván se intercambiaban el rol de guitarra rítmica y melódica a su antojo; además, ambos mostraron cierta habilidad con la pedalera, lo cual dota a la banda de unos matices desconocidos tres años atrás cuando actuaron también en dicha Plaza con el mismo motivo, la Fiesta de las Verduras. Por último, y no por ello menos importante, pudo apreciarse cierta base electrónica en algunas canciones, lo cual puede significar un punto de partida para el futuro de esta banda, que ya controla los registros más importantes del Rock. ¿Han evolucionado también sus letras? Ahí la progresión se muestra más lenta, pero el salto cualitativo aparece también en temas  como “A la Deriva” donde los tudelanos aprenden a no ponerle diques a la inmensidad del mar; ” Canción Pirata”, donde la Plaza se tornó en una taberna inglesa, llena de Hooligans borrachos (creánme, este himno pirata es diferente a todo lo que han hecho hasta ahora) o “210”. Realmente quien quiera apreciar la madurez musical de Las Gafas de Mike no tiene más que adquirir su último disco, Indomable Corazón, que supone un importante salto cualitativo, y en el que abandonan esa clásica temática de amores y desamores y nos animan a “Mover los pies” ante la injusticia de un mundo que no hemos creado, y en el que algunos personajes vestidos de traje nos hunden en “Charcos de barro”. No es una canción protesta de Víctor Jara, pero no está nada mal. Por último, habría que hablar de madurez sobre el escenario, y ahí sí que se puede decir que el cambio es significativo. Está claro que la frescura de sus primeros directos jamás volverá, pero a cambio, demuestran una mayor soltura a la hora de moverse, sobre todo en el tímido Iván, que ahora no sólo se atreve a hacer coros, sino que se anima a ser primera voz en muchos tramos de canciones. Precisamente la voz principal de Javi y el juego de segundas voces entre Iván y Jon es otro de los avances a destacar y que nos llevan a concluir que “Las Gafas de Mike Progresan Adecuadamente”.

Por lo demás, en la hora y media de show que los tudelanos nos ofrecieron, pudimos ver de todo, desde una magnífica versión acústica de su himno “Mordiendo carretera” hasta el baile que se marcaron todos los componentes de la banda y que animó al público (hasta en eso han mejorado estos chavales) pasando por el poema con el que Javi introdujo su último trabajo. Tras la marcha y el bis correspondiente, la velada finalizó con un espectacular “Veneno” que dejó a los congregados con buen sabor de boca y la sensación de que aquí hay banda para rato.

Mike

Alejandro Ayuso. Redacción Radio Cierzo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en ¿Qué pasa en Cascante?, Música. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Indomables.

  1. Juan dijo:

    La crónica está muy bien, amigos de Radio Cierzo, pero no estoy de acuerdo en que las letras evolucionen más lentamente. Las letras, junto con la batería (tampoco nombrada) son los dos pilares muy importantes de este grupo. Es cierto que a nivel de guitarras se nota más diferencia que al principio, pero no por ello hay que olvidarse ni restar mérito a lo demás.

    • radiocierzo dijo:

      Buenas Juan: Me parece muy interesante eso que comentas: En primer lugar las letras me parecieron muy buenas en el primer disco, maxime tratándose de un álbum debut, pero en el segundo repiten temática y en ocasiones estructura. El gran salto de calidad lo dan en este tercer disco que para mí es una sorpresa agradable este año. El sonido en cambio ya mejora mucho con Hoy aquí mañana allá y en este Indomable Corazón se consolida. De ahí que diga que las letras han tardado más en evolucionar (un disco, nada más).
      El segundo punto mencionado, el de la batería es también importante: Todos coincidimos en que Mikel es un fuera de serie y parte de la mejora de las canciones se debe al ritmo marcado por él y por Javi al bajo pero una crónica da para mencionar lo más relevante, si me pongo a relatar cada detalle acabaría hablando mucho de tecnicismos y muy poco del concierto que es lo más importante.
      Gracias por tu colaboración, debate interesante el que abres el intercambio de opiniones es uno de los grandes placeres de la vida, y más tratándose de temas musicales, a ver si mas gente se anima a dar su punto de vista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s