Tres goles de verbena tumban a un pobre Aluvión.

Mal, muy mal, se hicieron las cosas esta tarde en el Malón de Echaide para que el Aluvión cayera derrotado ante el penúltimo de la tabla, el Ribaforada. Preocupa y mucho que se continúe con esta pésima racha, tras perder partidos que se daban por ganados, y se espera que los chicos de Matías cambien de forma radical y retomen el camino de la victoria.

El Ribaforada empezó el encuentro con pie firme y con las ideas claras: marcar gol. Y la verdad que al principio lo hizo bien, haciendo daño a la contra, pero sin embargo, el Aluvión, a la primera ocasión que tuvo, marcó gol. Un gol que llegó en una falta botada por Aitor Berges que remataría al segundo palo Tomás, haciendo el 1-0. Poco rato después, a los dos minutos, llegaría el empate, con un gol irrisorio de Míchel, ex del Aluvión. Hasta el descanso, el Aluvión jugó bastante bien, pero le costaba llegar arriba y generar ocasiones; le sucedía lo mismo al Ribaforada.

La segunda parte no pudo empezar mejor para los intereses del Club Deportivo Aluvión: una falta que volvía a botar Berges hacía el 2-1, eso sí, con la inestimable ayuda del capitán del Ribaforada, Ramón Zardoya, que tras un mal despeje hacía que los gualdinegros se pusieran por delante en el marcador. Pero a partir de ahí, a los locales se les acabó la suerte, y el Ribaforada empezó a crecer y a crecer, primero con una ocasión de cabeza de Jokin que inexplicablemente mandaba fuera, un gol cantado. Pero el gol llegaría después, concretamente en el minuto 65. Matías había hecho una sustitución, la del debutante Cueva (que lo hizo muy bien) por Javi Sanz, justo cuando Zardoya iba a botar una falta que pillaba despistados a los defensas que estaban colocacándose en sus posiciones, y el más pillo de la clase, Josué, con un remate ajustado hacía el empate, 2-2. Pero el golpe que remataría a los hombres de Matías llegaría 10 minutos después, jugada clave del partido. El árbitro Mario Jiménez decidió expulsar a Tomás por un supuesto codazo, una expulsión tan lamentable como los goles encajados del Aluvión. Ya el Ribaforada con superioridad numérica en el campo fue a por el partido, y en el minuto 80, con más suerte que fortuna, tras un rebote llegaba el disparo de Jokin que adelantaba por primera vez en el marcador a los visitantes poniendo el 2-3. A falta de 10 minutos para el final, aún tuvo el Aluvión dos buenas ocasiones para lograr el empate, una por parte de Aitor, tras el buen lanzamiento de falta que rozó el palo y más tarde, la última jugada del partido un centro desde la banda que casi remata Youssef por muy poco.

Al final un triste 2-3, y no triste por el resultado sino por la manera de jugar y defender, una pena de partido que podía haber servido para ayudar al Aluvión. La próxima jornada se verán las caras frente al Idoya que es segundo y que hoy a vencido 0-1 al Mendi que es el líder, casi nada. Toda la suerte del mundo al Aluvión, que la necesitará.

Asier Rosón. La Cruzeta de Radio Cierzo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en ¿Qué pasa en Cascante?, La Cruzeta de Radio Cierzo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s