¡Hoy sí que nos cagamos!!

C.D Aluvión: Manuel Azagra; Imanol Úcar, Juan Jiménez (Aitor Zambrano), Diego Calavia (C), Carlos Sola; Guti (Alberto Jiménez), Josi, Javi Sanz (Borja Felipe); Tomás Laborda, Israel Martínez, Igor Jacoste (Pele). Entrenador: Matías Pacífico.

C.D Tudela 1999: Marín; Sarro, Clemos, Barbero, Unai; Cuartero, Navarro, Kike, Marti; Royo, Michel. Banquillo: Álex, Eloy, Melendo, Villafranca, Lerín.

Arbitro: Sergio Chueca, acompañado de Fernández y Rabih, amonestó con tarjeta amarilla a Diego Calavia e Israel Martínez por parte del CD Aluvión, y a Clemos, Marti y Eloy por parte del CD Tudela 1999.

Goles: 0-1 (m.13) Kike, 0-2 (m.33) Kike, 0-3 (m.37) Míchel, 0-4 (m.88) Royo.

Incidencias: Se guardó un minuto de silencio por el fallecimiento de Rebeca Ochoa, con numerosa familia en Cascante, y  esposa del árbitro navarro Eneko Ballano.

La malsonante sentencia que titula esta crónica no sale de mi boca, sino de la de nuestro entrenador Matías Pacífico, quién a través de su cuenta oficial de Twitter, decidió tomarse esta derrota con humor, además de destacar la buena línea seguida por el equipo en jornadas anteriores. No es para menos, pues ayer el CD Aluvión se enfrentó a dos rivales, temibles ambos, como fueron el propio Tudela 1999 y sus estrellas, que esta vez sí lucieron, y a un inoportuno virus estomacal que mermó a los locales en todas las líneas, sobre todo en una fundamental como es el centro del campo. Así es señor@s, a la baja de Aitor Berges (por el mismo motivo, no se vayan a a creer) se le unió el deterioro que el virus también provocó en Igor Jacoste y Guti, quiénes tuvieron que ser sustituidos previas vomitonas.

Así y con todo, los gualdinegros salieron a plantar cara a los blanquillos, conscientes de la vital importancia del partido (ambos equipos están muy parejos en la clasificación) y de la rivalidad entre ambos equipos, pues la mayoría de jugadores que ayer pisaron el Malón de Echaide han jugado en ambos conjuntos. Sin embargo, poco se pudo hacer, y haríamos mal en culpar a esa infección gastrointestinal, que afectó hasta a 7 de los integrantes de la plantilla y cuerpo técnico (al parecer la celebración del cumpleaños de Kike García, delegado y segundo entrenador, anda detrás de dicha enfermedad) de todos nuestros males. Lo cierto es que el Aluvión no salió enchufado en ningún momento, como si la ausencia de su capitán y timonel Aitor Berges supusiese ya una derrota segura ante el plantel plagado de ilustres conocidos que copaba el once del Tudela. El primer gol, en una previsible jugada de estrategia de los blanquillos que ninguno de nuestros defensores (y me refiero a todo el equipo que en ese momento se hallaba defendiendo el área de Manuel) fue capaz de leer ni atajar, es fruto de esa actitud derrotista, que por otra parte, recuerda a la de los peores días de este equipo. El 0-2 fue de nuevo obra de Kike, futbolista que se marcó ayer uno de los partidos de su vida y que sin ser un fijo en el once tudelano desarmó por completo a nuestros chicos. Pero si a alguien hay que destacar en el “99”, ése es Míchel Martínez, ex-delantero gualdinegro, que ya con su portentosa planta fue capaz de amedrentar a toda la zaga cascantina. Tanto fue así que truncó su mala racha cara a puerta con un gol soberbio, a la media vuelta y desde la frontal del área. Además de ello, toda una exhibición de desmarque, de proteger el balón y de asistir, como en el segundo gol. Otro viejo conocido que se exhibió fue David Royo, mermado también físicamente como muchos de los nuestros, pero que sacó su calidad a relucir en un postrero zurdazo que se coló por la cepa del poste de Manuel y que cerró el marcador.

Tras esta bochornosa derrota no queda más remedio que hacer como el míster, tomarse la derrota con humor y tratar de recuperar efectivos (Juan Jiménez se unió a la lista de bajas al lastimarse su muñeca) para próximas fechas. Como apunte positivo podríamos destacar la excelente actuación de Aitor Zambrano, Alberto Jiménez y Borja Felipe, debutantes y Juveniles todos ellos y cuya participación ayudó a mejorar sustancialmente el juego de los nuestros, que llegaron incluso a a acosar la portería de David Marín, si bien es cierto que para entonces el Tudela ya se veía ganador y retiró el pie del acelerador.

aluvion-de-cascante_BIDEZARRAl_006_2014Alejandro Ayuso. La Cruzeta de Radio Cierzo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en ¿Qué pasa en Cascante?, La Cruzeta de Radio Cierzo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s