¿Son el mismo equipo?

Hace dos semanas, el ambiente en el Malón era más propio de un funeral que de un partido de fútbol. Los aficionados, tan hastiados, no tenían ganas ni de protestar, y los jugadores, resignados a un destino que ni siquiera parecía injusto, acostumbrados a la derrota. Hace dos semanas se acababa de perder con el tercero por la cola y hoy se acaba de tumbar al tercer clasificado. ¿Qué es lo que ha cambiado?

Precisamente, hace dos semanas me decían que las buenas palabras no arreglan nada. Bueno, pues tras la arenga “canchera” de Matías vía Facebook, algo ha cambiado en el ánimo de los chicos (que ha aparecido, básicamente), y se ve un bloque más compacto. Poco más ha cambiado ahora, tal vez el colocar por fín a Tomás como referencia arriba infunde temor en los defensas, además de abrir un amplio abanico de posibilidades a los jugones que vienen por detrás.

En cualquier caso, ese conjunto inanimado incapaz de ganar a nadie se ha visto capaz de dominar y no sufrir ante uno de los cocos, durante una primera parte discreta, y sobre todo, de disfrutar y hacer disfrutar al aficionado en una media hora excelsa. Los veteranos, a quienes se reclamaba dar un paso al frente, por fin lo han dado, y aunque Aitor y Josi ya no están físicamente como antaño, son capaces de suplir esta carencia con oficio y sacrificio, transmitido ya por fin a los más jóvenes. Mención aparte merece el partidazo de Mario Sanz en el centro del campo, tiempo hacía que un mediocentro en el Aluvión no realizaba un partido tan completo.

Este lavado de imagen no solamente se refleja en el campo, sino en la grada. Si en su día se dijo que este club no contaba apenas con apoyo social, hoy los aficionados (pocos todavía, eso sí, el frío aprieta) se volcaron en animar y presionar al colegiado, el señor Bravo, que se mostró realmente mediocre. La mala racha que atravesaba el conjunto de Pacífico parece haber revertido y ya hasta la suerte parece haberse aliado con los de Cascante: una volea al larguero primero y sobre todo un penalty en contra enviado al limbo (no sabía tirarlo, Txetxu tenía razón) evitaron el empate (para nada inmerecido) de los blanquillos. Pero hoy era el día del Aluvión, que en dos semanas ha ganado casi tantos puntos como en toda la temporada. La última jugada del partido acaba con el portero de Peralta expulsado por una mala patada sin balón y Berges celebrando su recién estrenada paternidad con golito y victoria. ¡Que siga la racha!

descargaAlejandro Ayuso. La Cruzeta de Radio Cierzo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en ¿Qué pasa en Cascante?, La Cruzeta de Radio Cierzo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s