Moción de censura contra el Gobierno Foral.

Como decíamos la semana pasada en esta misma sección en el post titulado “Vivir en el alambre”, la política navarra vive unos momentos de convulsión, que no hacen sino deparar circunstancias y hechos que suscitan el interés de los medios, y hacen más apasionante si cabe la actualidad política de Navarra.

Hoy, en el Parlamento, se ha vivido una nueva jornada de esas que elevan el interés de los medios, y es que la moción de censura, que planeaba en el ambiente desde hace casi un año, cuando PSN-UPN rompieron su pacto de Gobierno, se ha visto hoy materializada.

La iniciativa ha surgido de los grupos ARALAR y BILDU,  y se llevará a cabo el viernes 5 de abril; todavía quedan muchos flecos por pulir, puesto que los grupos que han presentado la moción contra el Ejecutivo presidido por Yolanda Barcina todavía no han concretado quién sería el candidato a la presidencia del Gobierno Foral, requisito éste indispensable para presentar una moción de censura, puesto que en este tipo de iniciativas, además de presentarse una enmienda a la totalidad a la labor del poder ejecutivo, se debe presentar un candidato o candidata alternativos, para presidir el Consejo de Gobierno.

Maiorga Ramírez, portavoz de la formación BILDU, ha afirmado que este trámite no es ahora importante, y que el deseo de su grupo es que el candidato propuesto para relevar a Barcina al frente del Gobierno, nazca del consenso entre las diferentes fuerzas de la oposición.

Otro de los interrogantes que se ha abierto con la presentación de esta enmienda a la labor del Gobierno es que con qué pretexto se presenta, o lo que es lo mismo, si el deseo de los grupos proponentes de esta moción es el de configurar un Gobierno alternativo al actual, o por el contrario, nombrar a un nuevo presidente o presidenta, cuya única labor fuera disolver el Parlamento y convocar nuevas elecciones. Si nos atenemos a las declaraciones realizadas por los portavoces de la oposición, tanto en sede parlamentaria, como en los diferentes medios de comunicación, todo hace inclinarnos por la segunda opción, pero nada es seguro hasta que no se ve materializado.

Nada más producirse la noticia, tanto oposición como Gobierno han girado su cuello hacia el PSN-PSOE, que es quien tiene la llave. Los socialistas navarros, con su Secretario General Roberto Jiménez a la cabeza, se han mostrado tibios y no muy permeables a apoyar una moción de censura contra el Gobierno, pero las mesas de negociación en política dan para mucho, y no se puede descartar por tanto que estos apoyen la moción.

La tregua que se había abierto en la política Foral tras el Congreso de UPN, en el que Yolanda Barcina salió reelegida Presidenta de UPN, ha durado poco, y la presentación de esta moción, vuelve a elevar el nivel de atención de los medios en nuestra política, y nos deparara dos semanas de gran intensidad informativa en la prensa regional.

Víctor Hernández. Subcomisión de Investigación.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en ¿Qué pasa en Cascante?, En Cascante, En el Mundo, Subcomisión de investigación. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s