Mi postura sobre Fernando Alonso.

Quienes me seguís a través de las redes sociales, habéis podido comprobar cómo en los últimos días he tenido enconados debates con otras personas sobre Fernando Alonso, los cuales han sido, desde mi punto de vista y en algunos momentos, tensos y apasionantes. Quizá podáis pensar que éste es un medio de información sobre Cascante y en el que no tiene cabida un debate sobre este piloto de Fórmula 1, pero me gustaría que me otorgarais la licencia de hablar de este tema por un día, más si cabe cuando este debate se ha producido con personas de nuestro querido pueblo, por lo que a través de este medio podríamos aclarar nuestras posturas de una forma sosegada y con mayor claridad que la que ofrece la limitación de 140 caracteres de Twitter.

El debate surge el pasado domingo, cuando tras la consecución por parte de Sebastiann Vettel de su tercer Campeonato Mundial, algunas personas consideraban que dicho campeonato derivaba exclusivamente de la suerte, y consideraban al piloto teutón afortunado, porque el toque que había tenido en la salida, si bien le había relegado a la última posición de la carrera, no le había obligado a abandonar la prueba.

Bien; antes estas afirmaciones, he de decir que básicamente me parecen argumentos simplistas el hecho de atribuir 3 Campeonatos del Mundo a la suerte, tan simplistas como me puede producir el hecho de atribuir los títulos o el descenso de un equipo de futbol simple y llanamente a las decisiones arbitrales.

El argumento que se me ha dado de que durante las últimas carreras el piloto alemán ha tenido suerte, desde mi punto de vista, falla, pues en la última de ellas no se puede decir que la tuviera; si bien no llegó a abandonar, sufrió un toque en la salida, llovió en la carrera en los momentos oportunos favoreciendo esta circunstancia a Fernando Alonso, y Hamilton arrolló a Hulkenberg, permitiendo a Fernando ganar dos posiciones; por tanto, si bien es cierto que Vettel pudo abandonar en la primera curva, tampoco creo que las circunstancias de carrera le fueran favorables. Otra de las carreras que citáis es la de Abu Dabi, en la cual Sebastiann salía ultimo y cabalgó hasta la tercera posición; es cierto que en esta carrera hubo dos coches de seguridad más que oportunos que ayudaron al piloto de Red Bull en su remontada, pero pienso que no es menos cierto que sin talento y sin arriesgar dicha remontada no hubiera sido posible. Además, esta carrera me parece muy parecida a la de Valencia, en la que Fernando Alonso, tras una magnífica remontada, ganó partiendo desde la 11ª posición en la parrilla de salida; en dicha carrera, Vettel y Hamilton abandonaron, y hubo un oportuno coche de seguridad que favoreció al asturiano, aunque sin embargo, sin el talento y la ambición del piloto de Ferrari, esta remontada no hubiera sido posible. Por otra parte, se habla de la mala suerte de Alonso, con los abandonos por toques en las salidas de Spa y Suzuka, pero ante este argumento hay que decir que Vettel también sufrió dos abandonos esta temporada por problemas mecánicos en Monza y Valencia.

Otra de las críticas que me habéis imputado es que yo no considero a Fernando Alonso un buen piloto. Y eso no es del todo cierto. A mí Fernando Alonso me parece un gran piloto. Faltaría más que no me lo pareciera alguien que ha conquistado dos Mundiales, y que ha estado cerca de conseguirlo en otras ocasiones. Es más, cualquiera de los pilotos que componen la parrilla me parece gente que se juega la vida y que merece todo mi respeto, pero lo que no comparto es la visión casi mesiánica que por parte de la mayoría de los medios de comunicación se presenta del asturiano, considerándolo el mejor piloto de la historia, y poco menos que un hombre perfecto que jamás comete errores.

También mucha gente me habéis dicho que Vettel sólo gana por el coche que tiene; en primer lugar, esta argumentación se rompe cuando el piloto alemán supera claramente a su compañero, el australiano Mark Webber. Por otro lado, creo que si Vettel tiene el mejor coche es porque la conjunción piloto/escudería ha trabajado mejor en el desarrollo de su monoplaza que Ferrari o McClaren; no en vano, hay que recordar que se presentó a Fernando Alonso como el piloto que mejor desarrollaba los coches, con lo cual si Ferrari no ha conseguido un buen coche en estas temporadas, especialmente en calificación, quiere decir que el asturiano no ha conseguido “sintonizar” con sus ingenieros como antaño lo hiciera en Renault, consiguiendo un rendimiento soberbio que le llevó a ganar dos merecidos Mundiales.

Otra de las muchas cosas que han salido a relucir en los debates a través de las redes sociales es el tema de Antonio Lobato. Muchos me habéis dicho que no me cae bien Fernando Alonso por culpa del famoso narrador, y esto es cierto: no me gusta Lobato como narrador, y no deseo que gane Alonso porque esto supone la alegría del que para mi es el peor narrador deportivo de este país. Sin embargo, mis críticas hacia el narrador de Antena 3 no son “porque sí” ni porque apoye a un piloto español. Me parece legítimo e incluso lógico; lo que no me parece normal es que se mienta en cuestiones que perjudican a Fernando Alonso, como el delito de espionaje industrial de McClaren a Ferrari en 2007, o el caso de Nelsinho Piquet en 2008, así como que se desee el mal a otro piloto si esto favorece a Fernando Alonso, cosa que yo no veo en el ciclismo por ejemplo: que Carlos de Andreé desee que se caiga Andy Schleck o Cadel Evans, para que gane Alberto Contador.

Quizá el punto culmen de la discusión llegaba cuando se debatía sobre la legitimidad que a mi juicio tienen los Alonsistas para opinar de F1, puesto que sólo ven “el gran circo” cuando gana el piloto asturiano, frente a otros como yo que vemos la F1 desde que éramos niños. Mi opinión en este aspecto puede resultar autoritaria, y si es así pido perdón a cualquiera que se haya podido sentir ofendido; sin embargo, mi opinión no va a variar en este tema, pues yo tengo la costumbre de seguir los deportes que me gustan y de no seguir aquellos que no me gustan, y no me parece bien que haya personas a las que no les guste un deporte, y cuando gana un español, lo sigan de forma ferviente, o que cambien su opinión sobre un equipo, como ha pasado con Ferrari.

Para concluir este debate, me gustaría contestar a quien afirma que sigue a estos deportistas no por arribismo, sino por ser españoles; en primer lugar, me considero una persona internacionalista; es decir, no creo en las fronteras sino en los valores humanos de las personas, por lo cual admiro a los deportistas por los valores que me transmiten y no por su carnet de identidad. Por otra parte, discrepo de que ese seguimiento se produzca sólo por la nacionalidad española de esa persona y no por arribismo, porque si esto fuera así, ¿por qué nadie seguía a Fernando Alonso en el año 2001 en Minardi? ¿por qué se es de los Lakers de Gasol y no de los Raptors de Calderón? ¿por qué se es de Nadal y no de Nico Almagro? Pues, desde mi punto de vista, por un puro arribismo patriótico.

Si he escrito esto, es con ánimo, repito, de clarificar mi postura y de debatir de una forma sana, y sin querer imponer mi postura y enfrentarme a nadie.

Un saludo y gracias por escucharme, estéis de acuerdo o no conmigo.

Víctor Hernández. Subcomisión de Investigación.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en ¿Qué pasa en Cascante?. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Mi postura sobre Fernando Alonso.

  1. Sid dijo:

    Amén. No podías haberlo explicado mejor… Sin palabras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s