Cascante en 8 milímetros.

Me apetecía ya que apareciese Cascante en este proyecto que estamos comenzando a dar forma. Básicamente, porque todos los que formamos parte de esta locura tenemos como gran ilusión a Cascante. Sí, hacemos esto porque nos gusta, porque nos apasiona la radio, pero también porque queremos ofrecerlo a los cascantinos y cascantinas como algo diferente en lo que poner su atención y pasar un rato interesante. Me gusta Cascante, y valoro a Cascante como el que más. Y ésta va a ser una buena forma de “ponerlo en la onda”, de darlo a conocer, y de ser un altavoz de todo aquel cascantino o cascantina que quiera venir a compartir un rato con sus vecinos para contarnos qué puede aportarnos. Creo que le sacamos demasiado poco jugo a nuestro pueblo. Hace unos meses, echando una cerveza en La Luna con una vecina, comentábamos que, si te pones a observar e indagar un poquito, descubres que hay mucha gente aquí en Cascante que tiene inquietudes y aficiones muy variadas e interesantes, y que es muy enriquecedor conocerlas. Además, la oferta de ocio, cultural y deportiva que tenemos, para sí la quisieran otras localidades: Centro Termolúdico, clubes deportivos, Centro Avenida, grupos locales de música, danza y teatro, asociaciones culturales, medioambientales, etc., conciertos, museos, exposiciones, charlas, cursos, etc., bares, restaurantes, festividades locales, etc.

Ésta introducción un tanto patriótica (vale, me he venido arriba), me sirve para hablar acerca de una de las novedades que, en estos últimos meses, nos ha traído con su inauguración el Centro Cultural Avenida: el cine. Sí, el cine, ese pequeño reducto de cultura que, cada martes y cada domingo, aprovechan unos cuantos privilegiados que se han dado cuenta de que, en estos tiempos que corren, poder disfrutar de cine del bueno, y de cine de verdad, en nuestro pueblo, es un auténtico lujo que no se puede dejar de aprovechar. Me he encontrado ya varias veces con la opinión de que “para qué nos gastamos semejante dineral en el Centro Avenida, en general, y en el cine, en particular”, tal y como están las cosas. Muy triste y corto de miras este argumento, a mi humilde modo de ver, porque vuelve a subyacer esa idea que lo impregna todo ahora mismo: el dinero y su irracionalidad. Vale que las cosas están mal, muy mal, económicamente, y que hay que establecer unas prioridades. Pero creo que, si el dinero y su mala distribución ha sido el causante de toda esta crisis, no pueden volver a ser el dinero y su mala distribución la solución. Por eso, hay otras vías de arreglar esto: los valores, el esfuerzo, o la cultura.

Y es en esto último, en la cultura, donde se enmarca la movidilla ésta que os estoy contando del cine en Cascante. Supone para un pueblo de 4.000 habitantes un gran logro que se decida a invertir en cultura. Que haya un Vicus, una Banda Municipal, cursos, etc., y el cine. Es una ventana a la vida, un rato de esparcimiento de la vida real, un par de horas donde te olvidas de tus problemas y te metes en una historia para disfrutar. Poder ver una película de estreno, en una pantalla “como las de verdad”, en unas butacas “como las de verdad”, en nuestro pueblo, creo que es algo que debemos celebrar, valorar y aprovechar. Ya tenemos las restantes 22 horas del día para hablar de la prima de riesgo y del rescate.

Joseba Guardia. ¿Qué hace una canción como tú en un siglo como éste?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en ¿Qué pasa en Cascante?. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s